Blogia
Rosalva

Víctimas de la impunidad y la indiferencia Política

Víctimas de la impunidad y la  indiferencia Política Recientemente, vi con estupor un reportaje en el programa de “Hoy con Hildebrandt” una discusión fuera de sesión entre las congresistas Gloria Helfer y Judit de la Mata, ambas, miembros de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de la República, el motivo de la discusión nada menos que la “simpleza” de cambiar el titulo del proyecto presentado por Gloria Helfer para la reparación a las victimas de la violencia política en el Perú que hasta ahora se encuentra en dicha Comisión sin intenciones de ser aprobado, veamos porque.

En el dialogo, Judit de la Mata, militante del Partido Aprista decía con inimaginable tranquilidad que solo se debía hacer el cambio de titulo por el de “Reparaciones a las victimas generadas por el terrorismo”, tamaña desfachatez de esta vieja representante aprista. Con ello no solo se borra de un plumazo todas las atrocidades cometidas por el Estado en la lucha contra el terrorismo que según la Comisión de la Verdad, dejo mas de 60 mil personas afectadas por la violencia entre las que se encuentran, desaparecidos, asesinados, torturados, presos inocentes, desplazados, huérfanos, viudas etc, etc.

Resulta mas que evidente que el partido aprista ya decidió como no enfrentar los juicios por las matanzas que se realizaron en la gestión de Alan García, pretenden borrar del mapa a las victimas de la violencia perpetrada por el Estado, que en boca del presidente de dicha Comisión, el congresista Luis Santa Maria- también aprista- no existió por parte del Estado una plan para ejecutar, asesinar o desaparecer a sospechosos de terrorismo, por lo cual se infiere entonces, según su lógica simplezca, que no existen tales victimas de la violencia por parte del Estado.

Así están las cosas, nos preguntamos con indignación, ¿que son las victimas y familiares de las matanzas de Accomarca, Cayara, de los desaparecidos, de los torturados, de los desplazados, de las inocentes que sufrieron prisión injustamente durante años, de las miles de madres, hijos, que quedaron viudas, huérfanos y del sufrimiento de todos estos peruanos que tuvieron la mala suerte de vivir en un país convulsionado por la violencia en esta década sangrienta del terrorismo?.

La respuesta es que, ni antes ni después han sido consideradas ciudadanos para el Estado Peruano, son los eternos olvidados. Ya van dos años del Informe de la Comisión de la Verdad y para estos políticos de pacotilla que dicen ser los padres de la patria estas personas no existen, no deben existir para sus intereses, no les importa el país, no tienen patria, no saben que es sufrir el abandono, la impotencia, el maltrato, el llanto de esos niños que perdieron a sus padres, la extrema pobreza en la que se quedaron al perderlo todo....no, para ellos no hay Dios ni patria, ni derechos humanos.

Mucha razón tiene la congresista Gloria Helfer que en un acto de dignidad, les dijo a esta Comisión que no deberían llamarse así, porque no ha visto ni un solo proyecto de Derechos Humanos, yo agregaría también que de Justicia no tiene nada. Solo Dios que nos ha dado la fortaleza y la esperanza para seguir viviendo en este país en el que gobierna la indiferencia y la impunidad, podrá juzgar a estos malos representantes que gobiernan para si, con la mas absoluta indiferencia social y la mas desvergonzada conchudez política.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres